09 octubre, 2018
05 mayo, 2019
07/05/2019
Long Read
a leer

Con el apoyo de Dwyane Wade, Mario Chalmers jugó un papel fundamental en el título

ANTWERP (Belgium) - Da igual en que parte del mundo esté cuando los momentos calientes llegan, tú sabes que Mario Chalmers querrá el balón en sus manos. En Antwerp vimos una prueba más de ello. 

A dos minutos para el final del campeonato, y con Segafredo Virtus Bologna sintiendo la presión de una remontada de Iberostar Tenerife, Mario lanzó un triple desde la esquina derecha que no entró. En ese momento, todo el mundo podía ver que Chalmers quería el balón y que no le iba a quemar en la manos. 

Y vaya que si lo hizo. A sólo un minuto para el final, y con Tenerife a seis puntos, Chalmers penetró hacia la pintura, escaneó la situación alrededor del aro y soltó una daga que cerró el partido. En torneos como este, con 16.000 personas gritando, sólo este tipo de jugadores aparecen así.  


El balón sólo toco la red y silenció a la parte amarilla de las gradas, donde estaban los aficionados de Tenerife. Por contra, este tiro despertó el júbilo entre los aficionados de Virtus en el Sportpaleis Arena, gritando el nombre del base.

"Estuvimos luchando bastante en la segunda mitad. Entonces, he visto el momento para atacar, he visto mi lugar, donde quiero llegar ... vivo por grandes momentos como ese. Fui capaz de anotar el tiro y significa mucho ", dijo el dos veces campeón de la NBA después del partido.

No parecía llamado a ser el héroe del partido. Su entrenador Sasha Djordjevic hablo con él más de lo habitual en la primera mitad y no era para bien.  

 

"(El entrenador me dijo) solo haz tu juego. Estuve un poco bajo presión en la primera mitad, traté de hacer todo solo. El entrenador me dijo que me calmara, que disfrutara el momento, y eso fue lo más importante para mí ", explicó Chalmers, quien pasó a alabar a su entrenador en Bologna.

"Sasha es un entrenador con mentalidad defensiva, me recuerda mucho a Pat Riley, cuando estuvo con Miami Heat. Estoy acostumbrado a jugar como estos días. Había mucha motivación. ¡Mucha!"

Y ya sabes lo letal que puede ser Mario cuando tiene el tanque lleno de motivación. Lo demostró en Kansas, luego en Miami Heat y en Memphis Grizzlies, y ahora lo está haciendo con la Black V en Italia. Llevarse un trofeo europeo a casa el domingo en Bélgica fue el resultado de todo esto.


"Recibí muchos mensajes de mis amigos. Ray Allen me escribió, Dwyane Wade me escribió ... Sabían que estaba jugando un partido de campeonato. Eso demuestra el tipo de hermandad que tenemos, tenemos un vínculo más allá del baloncesto, nos apoyamos dondequiera que vamos. Significa mucho para mí escuchar a esos muchachos ".

Aunque nos encantaría tenerle de vuelta el año próximo en la Basketball Champions League, el regreso a Estados Unidos parece una prioridad para el jugador de 33 años.

"Pase lo que pase he disfrutado el momento. Lo voy a celebrar con mis compañeros y lo que venga bienvenido será. Pensaré en ello", dijo Chalmers.

View this post on Instagram

⚪⚫The Old Empire @VirtusSegafredoBologna is Back! 🏆 #BasketballCL

A post shared by Basketball Champions League (@basketballcl) on

 

Igor Curkovic

Igor Curkovic

Igor Curkovic is Basketball Champions League's writer and editor since day one of the competition, specializing in Live Blog coverage of the games and sorting out the teams on Mondays, in the Power Rankings. When he's not watching basketball, he's commentating Croatian Second Division soccer games for TV.